Inicio » Noticias 2010

De casta le viene al galgoÂ…

Enviado por en 7 enero, 2011 – 2:22 PMSin comentarios

O es que han recibido una lección magistral y la siguen con la fe ardiente de los conversos. El caso es que, esta Osakidetza de nuestros dolores, se ha apuntado a la estrategia de dejar que los asuntos laborales se pudran, a ver si hay suerte y se arreglan solos …. o desaparecen. A fuerza de taparse los ojos creen, como los niños, que las presencias desagradables se esfumarán. Hasta les ha dimitido su Director de Personal, cansado, posiblemente, del triste papel que se le ha obligado a hacer.

¿Qué otra cosa podemos decir de Osakidetza? Hace un año y medio que gobiernan la empresa, hace 17 meses que están al timón y si algo han hecho bien durante este tiempo, ha sido dedicarse al escamoteo y a los juegos malabares, o, en otras palabras, a contar maravillas en la prensa, a escurrir el bulto ante las reclamaciones y las quejas del personal y a otorgar patente de corso a los gerentes de Hospitales y Comarcas para que cuadren las cuentas como sea y a costa de lo que sea. Resulta ilustrativo comprobar cómo la nueva política de la empresa ha hecho aflorar en algunos gestores una vena de autoritarismo y mando “militar”, que, por lo visto, estaba bien marcada en sus genes, y escondida a la espera de atmósfera propicia.

¡Caña al facultativo! parece la consigna más extendida; y si hay que retorcer y hasta tergiversar el Acuerdo de Condiciones de Trabajo …. ¡pues se hace! porque en Vitoria ya se cuidan de tener paralizados todos los órganos de control laboral. ¡Que protesten en los Juzgados!

Esta Administración –sea por maquiavelismo o por ineptitud- está propiciando la ruptura de los puentes de relación laboral. Tuvieron muchos meses de cortesía; eran unos recién llegados y había que esperar a que se asentaran. Finalmente van mostrando su verdadera cara: No son de fiar, no tienen palabra, desinforman, esconden sus intenciones. Llegaron diciendo que en Sanidad había que buscar, estimular y potenciar la implicación personal de los facultativos y se están dedicando a lo contrario, a exasperar al personal y hacer que nos sintamos cada vez peor tratados.

Luego nos pedirán colaboración y nos regalarán los oídos con bonitas palabras; no faltarán quienes queden seducidos por los cantos de sirena pero al paso que van, se encontrarán con la desidia, el desinterés y la apatía de la mayoría, y eso como poco ………. al tiempo

Deja tu comentario

Comentarios