Inicio » Opinión

«Arrimar el hombro»: compromiso y solidaridad en tiempos de coronavirus

Enviado por en 19 mayo, 2020 – 3:26 PMSin comentarios

“Arrimar el hombro” es literalmente lo que estamos haciendo los profesionales de la salud en esta crisis sanitaria.

Desde que empezó todo este caos, Osakidetza ha tenido que reajustar la oferta asistencial de centros de salud y hospitales: consultas de especialidades hospitalarias y actividad quirúrgica se suspendieron hasta nueva orden, entre otros.

Esta reorganización de servicios ha supuesto que la mayoría de los facultativos hospitalarios se hayan visto desprovistos de funciones. Lejos de quedarse “mano sobre mano” muchos de ellos han querido colaborar con compañeros y servicios más saturados para, entre todos, hacer frente a esta pandemia.

Hemos sabido de equipos enteros de Anestesia que se han hecho cargo de pacientes críticos no Covid, para que los intensivistas pudiesen dedicarse solo a pacientes graves afectados por el coronavirus y, así, evitar el colapso de las UCI. Para ello se han adaptado y sobredimensionado las “Unidades postquirúrgicas” y modificado la cartelera habitual, trabajando incluso fines de semana, sin preguntarse, siquiera, cuándo ni cómo se iba a recompensar ese trabajo.

Residentes (principalmente de los últimos años) y médicos de distintas especialidades se han “reciclado” voluntariamente para poder reforzar a servicios como “Hospitalización a Domicilio”, en algunos casos, los grandes olvidados en esta pandemia. Olvidados porque están trabajando a destajo, atendiendo las residencias de ancianos y, en ocasiones, triplicando el número de pacientes que asumen habitualmente, con la misma dotación de personal que el resto del año. Un esfuerzo que ha conseguido descongestionar plantas de Medicina Interna tan necesarias hoy día.

Cardiólogos y Digestivos pasando por voluntad propia plantas de Neumología a rebosar de pacientes Covid(+). Traumatólogos, ginecólogos y cirujanos, que se han ofrecido a trabajar en Urgencias atendiendo patología propia de su especialidad…

También algunos jefes han querido poner su grano de arena. Aparte de la difícil tarea de organizar el funcionamiento del servicio en esta época de mayor escasez de profesionales que la habitual (IT, personal en aislamiento…), se han puesto a hacer turnos y guardias al igual que el resto del equipo.

Médicos de AP haciendo frente a una desbordante demanda de consultas telefónicas y PACs movilizados cerca de los hospitales para atender a pacientes sospechosos o Coronavirus(+) no graves, que han evitado la sobrecarga de los servicios de urgencias.

A menudo a los médicos se nos etiqueta de ser poco solidarios con nuestros colegas e ir “a la nuestra”. Hoy es el día en el que esta crisis sanitaria ha aflorado lo mejor de nosotros mismos.

​Vocación, colaboración e implicación con los pacientes y el sistema han sido, y son, máximas en el proceder de los profesionales de la salud en esta pandemia Covid-19.

Deja tu comentario

Comentarios