Inicio » Opinión

Basta ya de palmaditas en la espalda

Enviado por en 19 mayo, 2020 – 5:18 PMSin comentarios

La Dirección ha decidido cómo pagarnos el esfuerzo realizado estos meses

Los profesionales en esta crisis sanitaria hemos mostrado un altísimo grado de compromiso e implicación con los pacientes y el sistema. Y lo hemos hecho a pesar del miedo y riesgo de contagio por coronavirus, en ocasiones, con consecuencias fatales.

Los sanitarios hemos trabajado a destajo para cubrir IT y aislamientos de compañeros con una plantilla de facultativos ya de por sí infradotada.

Después de tanto esfuerzo y disposición para trabajar turnos, guardias y horas extras necesarias para hacer frente a la Covid-19, la dirección de Osakidetza decide, una vez más, pagar a la baja y darnos una palmadita en la espalda… y a correr. En su momento la dirección reconoció que estaba valorando cómo compensar a los profesionales sanitarios por nuestra labor en esta pandemia; pero, por lo visto, todo ha quedado en “agua de borrajas”.

El pasado 13 de mayo, la Dirección de Recursos Humanos emitió la instrucción 12/2020, en la que se informa de los criterios a seguir para compensar la actividad adicional realizada de manera extraordinaria, durante el Estado de Alarma.

En dicha instrucción, cuya vigencia termina el 31/05/20 se remite a lo acordado en el artículo 36 del Acuerdo de Condiciones de Trabajo. Esto es, las horas trabajadas de más se abonarán exclusivamente como horas extra:

Artículo 36. Compensación por horas en exceso.

Las horas en exceso realizadas por el personal en día laborable, superiores a su jornada ordinaria, como consecuencia de la prolongación de trabajo efectivo, y que no tengan el carácter de jornada complementaria por la prestación de servicios de atención continuada, cuando por necesidades graves, urgentes o imprevisibles les fueran encomendadas por sus superiores para la realización de tareas de carácter inaplazable, darán derecho, previa la oportuna justificación, a una compensación a razón de hora y media por cada hora trabajada.

 

Las horas en exceso realizadas durante el período nocturno o en día festivo se compensarán a razón de dos horas por cada hora trabajada.

 

(…)

A nuestro entender acogerse a la normativa para “agradecer” las penosas condiciones en las que hemos tenido que sacarles las castañas del fuego es lamentable.

Ya dijimos a finales del mes pasado que no queríamos propinas, sino un enfoque global que comenzara por reconocer que nuestro trabajo lleva implícitas, como otros tantos, la peligrosidad y penosidad. Y que todo ello debería contemplarse en un nuevo Acuerdo de Condiciones de Trabajo, junto con otras actualizaciones que ya reclamamos semanas atrás.

Está claro que la memoria es frágil y todos sus reconocimientos se quedan en el pago de unas cuantas horas extra. Ni tan siquiera van a hacer un gesto “extraordinario” que ponga en valor el esfuerzo realizado por su plantilla. Si ese es su agradecimiento, quédense con sus “palmaditas en la espalda”, porque las agradecemos en lo que valen.

Deja tu comentario

Comentarios