Inicio » Opinión

Comisión Corporativa de Salud: el ‘paripé’ de las mascarillas

Enviado por en 2 junio, 2020 – 5:58 PMSin comentarios

El día 18/05/20 asistimos por vídeo conferencia a una reunión de la Comisión Corporativa de Seguridad y Salud.

En ella se nos trasladó un primer borrador del documento “Recomendaciones del servicio de prevención para la reanudación de la actividad asistencial”.

Este documento, supuestamente sujeto a alegaciones de los sindicatos, estaba basado en las indicaciones del Ministerio de Sanidad. Recogía una relación aproximada de las áreas de trabajo no covid y una propuesta básica de equipos de protección a utilizar para la realización de algunas tareas específicas.

A grandes rasgos lo que sugerían era reservar el uso de mascarillas FFP2 y FFP3 junto con otros elementos de protección (gafas, guantes, bata impermeable…) solo a técnicas en las que haya posibilidad de generar aerosoles. En el resto de los casos aconsejaban mascarillas quirúrgicas tipo IR para los pacientes y tipo II R para profesionales. 

El SME, entre nuestras alegaciones, exigimos disponibilidad de, como mínimo, equipos de protección individual para los profesionales, como las mascarillas FFP2, ya que las quirúrgicas no lo son y, por lo tanto, no evitan el riesgo de contagio.

También pedimos estudios de seroprevalencia en la plantilla de Osakidetza, pero no sólo 2 veces al año y de manera aleatoria como pretende la Administración. Además, planteamos que éstos sean fiables (con una alta sensibilidad y especificidad) y que discriminen Ig M de Ig G, para tener una visión real del grado de inmunidad de los profesionales.

Así mismo, hicimos hincapié en la necesidad de exámenes de salud periódicos a todos los profesionales, no sólo en función del riesgo o de las áreas Covid.

Ayer, día 1/06/20, Osakidetza, tras valorar las alegaciones de los distintos sindicatos, nos presentó un nuevo documento en el que, curiosamente, lo único que han tenido en cuenta es la actualización de fechas de los documentos del Ministerio de Sanidad en los que se basan estas “recomendaciones”.

Esto nos lleva a pensar una cosa: la comisión corporativa no es más que un paripé por parte de la Administración. Pretenden tranquilizarnos diciéndonos que el documento que se va a distribuir en las OSIs como definitivo “es dinámico y sujeto a modificaciones en función de la evolución del Covid”, pero a nosotros no nos vale. En definitiva, palabrería barata para justificar el conocido “por el artículo 33”.

Curiosa actitud que contrasta significativamente con la del Viceconsejero de Sanidad, a quien parece preocuparle más las personas que van a hacer el recuento de las papeletas el día de las elecciones autonómicas que los sanitarios que atendemos cara a cara a los pacientes de COVID.

Vean, si no el último párrafo de la resolución que ha dictado al respecto:

(…)

2.- Las personas participantes en las operaciones de recuento de los votos procurarán mantener entre sí la distancia recomendada y las medidas higiénico­sanitarias mencionadas en los apartados anteriores. Para tal operación resulta adecuado el empleo de mascarillas autofiltrantes para partículas del tipo FFP2, así como guantes de nitrilo. (…)

4.- En el escrutinio general en las Juntas Electorales de Territorio Histórico se seguirán las mismas pautas que en el escrutinio en mesa. Para las personas que en tal operación deban manipular la documentación electoral resulta adecuado el empleo de mascarillas autofiltrantes para partículas del tipo FFP2, así como guantes de nitrilo.

Cuando vemos algunos ciudadanos en las terrazas actuando como si la pandemia Covid  fuese cosa del pasado, nos echamos las manos a la cabeza.

Curiosamente, Osakidetza también actúa así cuando en su propuesta no tiene en cuenta la posibilidad real de contagio de los profesionales, así como un probable repunte de la pandemia.

Los sanitarios han sido el colectivo más afectado durante esta crisis. Y, a pesar del riesgo al contagio, la ansiedad y el miedo que éste ha generado en algunos facultativos, no han dejado de trabajar por los pacientes, el sistema de salud y la sociedad.

La Dirección nos ha garantizado que habrá disponibilidad de EPIs para aquellos trabajadores que los soliciten, pero estos no se contemplan dentro del protocolo para la atención directa al paciente (exploraciones básicas) salvo en aquellas situaciones en las que se generen aerosoles.

Por ello, te pedimos tu colaboración. Necesitamos saber de primera mano, de la tuya, si durante los próximos meses tienes algún tipo de dificultad a la hora de conseguir los EPI.

De ser así, te agradeceremos que nos lo comuniques a través de este email:

saludlaboral@sme.es 

Nos pondremos en contacto contigo lo antes posible y tomaremos las medidas oportunas con Osakidetza.

Deja tu comentario

Comentarios