Inicio » Historia

Historia

En 1904 surgieron los primeros atisbos de movimiento sindical médico con la fundación del Sindicato de Médicos Rurales y, posteriormente, en 1928, se fundó el Sindicat de Metches de Cataluña y Baleares, bajo el liderazgo del Profesor Pere Mas i Olive (1904-1992), quien retomó la actividad sindical en sus Últimos años de vida para asumir la Presidencia Honoraria de la Conferencia Estatal de Sindicatos Médicos (1978).

Es en 1978 cuando se inicia el movimiento sindical médico como consecuencia del imperativo constitucional de otorgar a los sindicatos la representatividad de los trabajadores por cuenta ajena.

Como consecuencia de ellos los colegios profesionales, garantes del control del ejercicio libre de la profesión médica, pierden las competencias de interlocutor válido frente a la Administración Pública en materia sociolaboral y salarial, dando lugar a la exigencia en toda España de un movimiento sindical libre entre los médicos, especialmente asalariados, al amparo de la Carta Europea, la Constitución y el Tratado de Roma, y mirándose en el espejo de los sindicatos médicos franceses (Levbre, 1927), alemanes (Harmanbaumm) y belgas liderados por el Dr. André Winen, en aquel momento Presidente del Consejo Médico Mundial y de la Comisión Asesora del Consejo de Europa.

En Euskadi, los sindicatos médicos provinciales, nacidos también en 1978, conscientes del nuevo marco político y jurí­dico, se reúnen en Vitoria para acabar constituyendo el Sindicato Médico de Euskadi, el 19 de noviembre de 1980, de cara a una potenciación recí­proca de los Sindicatos Médicos Libres de las provincias, a un mejor abordaje y negociación de las materias que en su día asuman en Sanidad los Entes Preautonómicos, a una mayor agilidad en los contactos y lazos profesionales y sindicales a facilitar una mayor eficacia y operatividad en las gestiones sindicales y a desbancar, siendo competitivos en estructura, a las Centrales Sindicales de Clase.

Amoldándose a la nueva estructura del Estado de las Autonomías, los tres sindicatos médicos provinciales de Alava, Gipuzkoa y Bizkaia, tras tres años de colaboración y de haber auspiciado la fundación de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (mediante la convocatoria de su Asamblea Constituyente, celebrada el 3 de febrero de 1979, en Alcalá de Henares), inician la puesta en marcha definitiva del Sindicato Médico de Euskadi en el año 1983, transfiriéndole, como establecían sus Estatutos, las competencias correspondientes.

De esta forma, el movimiento sindical médico de la Comunidad Autónoma Vasca se adelantó al hecho transferencial en materia de Sanidad (que se produjo en 1988), creando con la suficiente antelación una estructura sindical profesional acorde con las necesidades de futuro
En 1904 surgieron los primeros atisbos de movimiento sindical médico con la fundación del Sindicato de Médicos Rurales y, posteriormente, en 1928, se fundó el Sindicat de Metches de Cataluña y Baleares, bajo el liderazgo del Profesor Pere Mas i Olive (1904-1992), quien retomó la actividad sindical en sus íltimos años de vida para asumir la Presidencia Honoraria de la Conferencia Estatal de Sindicatos Médicos (1978).

Es en 1978 cuando se inicia el movimiento sindical médico como consecuencia del imperativo constitucional de otorgar a los sindicatos la representatividad de los trabajadores por cuenta ajena.

Como consecuencia de ellos los colegios profesionales, garantes del control del ejercicio libre de la profesión médica, pierden las competencias de interlocutor válido frente a la Administración Pública en materia sociolaboral y salarial, dando lugar a la exigencia en toda España de un movimiento sindical libre entre los médicos, especialmente asalariados, al amparo de la Carta Europea, la Constitución y el Tratado de Roma, y mirándose en el espejo de los sindicatos médicos franceses (Levbre, 1927), alemanes (Harmanbaumm) y belgas liderados por el Dr. André Winen, en aquel momento Presidente del Consejo Médico Mundial y de la Comisión Asesora del Consejo de Europa.

En Euskadi, los sindicatos médicos provinciales, nacidos también en 1978, conscientes del nuevo marco polí­tico y jurí­dico, se reúnen en Vitoria para acabar constituyendo el Sindicato Médico de Euskadi, el 19 de noviembre de 1980, de cara a una potenciación recí­proca de los Sindicatos Médicos Libres de las provincias, a un mejor abordaje y negociación de las materias que en su día asuman en Sanidad los Entes Preautonómicos, a una mayor agilidad en los contactos y lazos profesionales y sindicales a facilitar una mayor eficacia y operatividad en las gestiones sindicales y a desbancar, siendo competitivos en estructura, a las Centrales Sindicales de Clase.

Amoldándose a la nueva estructura del Estado de las Autonomí­as, los tres sindicatos médicos provinciales de Alava, Gipuzkoa y Bizkaia, tras tres años de colaboración y de haber auspiciado la fundación de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (mediante la convocatoria de su Asamblea Constituyente, celebrada el 3 de febrero de 1979, en Alcalá de Henares), inician la puesta en marcha definitiva del Sindicato Médico de Euskadi en el año 1983, transfiriéndole, como establecí­an sus Estatutos, las competencias correspondientes.

De esta forma, el movimiento sindical médico de la Comunidad Autónoma Vasca se adelantó al hecho transferencial en materia de Sanidad (que se produjo en 1988), creando con la suficiente antelación una estructura sindical profesional acorde con las necesidades de futuro