Inicio » Sentencias

El Tribunal Supremo y la Jornada Extraordinaria

Enviado por en 21 septiembre, 2004 – 1:00 AMSin comentarios

Recientemente, el Tribunal Supremo ha emitido una Sentencia -la última y definitiva- en torno al conflicto colectivo sobre horas extraordinarias interpuesto en su día por la FFHE y la Asociación de Facultativos del Hospital Donostia. En esta Sentencia el alto tribunal desestima el recurso de Osakidetza y confirma el dictamen anterior de Marzo de 2003 del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, que la empresa había recurrido.

Se trata de una Sentencia importante pues, por primera vez, se reconoce oficialmente que el tiempo de guardia de presencia física es trabajo efectivo, a sumar al trabajo “ordinario” y, en tanto dicha suma sobrepase las 1.592 horas/año constituye jornada extraordinaria.

No obstante, la Sentencia no supone, automáticamente, la tan deseada caída del actual e injusto sistema de pago de guardias, pues los tribunales se han limitado a reconocer la existencia de una jornada extraordinaria pero eluden pronunciarse sobre la forma y cantidades de pago.

Las cosas están donde se quedaron en Marzo de 2003: Ya decíamos entonces que reconocer la jornada extraordinaria no es sinónimo de pagarla como tal. Es preciso iniciar un largo recorrido judicial, con demandas individuales y pormenorizadas de la jornada extra realizada por cada uno de los médicos afectados, reclamando a Osakidetza la compensación de esas horas, sea en tiempo libre, sea en dinero.

Al final del proceso, el Tribunal, como decíamos en nuestro Boletín de 2003, puede decantarse por dos caminos absolutamente diferentes: pueden reconocer el pago de la guardia a precio de auténtica hora extra o pueden descolgarse con que el asunto de las retribuciones es competencia interna de cada estado de la Unión Europea o Comunidad Autónoma y que, por lo tanto, el actual pago de la guardia es legal.

En cualquier caso debemos advertir que quien no lleve a cabo la reclamación ahora perderá la posibilidad de que le fueran abonados los últimos 5 año o el año anterior (estatutario o laboral), si esta reclamación se ganara.

El resultado final aún es incierto y tardará un tiempo en aclararse. Esperemos que todo este esfuerzo tenga recompensa.