Inicio » Noticias 2006

Complemento Especí­fico: Exclusiva

Enviado por en 25 mayo, 2006 – 5:00 PMSin comentarios

Tras muchos años y -como casi siempre- por detrás de otros Servicios de Salud, Osakidetza se muestra dispuesta a abordar la generalización del Complemento Específico y extender su percepción a todos los facultativos de la red sanitaria pública.

Esto es, al menos, lo que parece desprenderse de los repetidos anuncios públicos que hemos escuchado a los dirigentes de Osakidetza, en estas últimas semanas y en diferentes medios de prensa. La rotundidad con la que se han hecho las citadas declaraciones parecen indicar que tal decisión está ya tomada y que sólo es cuestión de tiempo y oportunidad, su puesta en marcha.

Conviene recordar que el Complemento Específico no remunera solamente la dedicación exclusiva; también atiende a reconocer otros aspectos laborales tales como penosidad, peligrosidad, especial dificultad técnica, dedicación, especial responsabilidad …… Durante años, este Complemento se ha ligado solamente a la exclusividad, soslayando los otros motivos de su percepción. La interpretación cicatera y restrictiva de este complemento que, tradicionalmente, han hecho tanto Osakidetza como otras Administraciones Públicas fue siempre respaldada por sentencias judiciales, bastante discutibles, pero siempre favorables a las tesis de la Administración.

Finalmente, se comprueba que todo era voluntad política. Algunos servicios de salud iniciaron el camino de la generalización promulgando normas que, respetando la legislación vigente, la interpretaban con un sentido más amplio, tal como se venía solicitando –inútilmente- en una judicatura que hacía siempre oídos sordos. Como era evidente, la exclusiva fue, en su momento, un expediente para aumentar los bajos salarios médicos y, a estas alturas, su extensión se impone, pues la retribución de los que no la perciben, es tan baja que roza ya el ridículo (el ridículo, naturalmente, para los que mantienen al médico con este salario y pretenden que está bien pagado).

Aún así, todavía hay algunos (personas y sindicatos) que opinan que esta generalización es un insulto a la “igualdad de los trabajadores” y propugnan, no solo que se abandone cualquier veleidad de extensión, sino que van mucho más allá; que se elimine el complemento, repartiendo su bolsa para otros asuntos y menesteres más “dignos” que “premiar a los privilegiados médicos”

¡Vivir para ver!