Inicio » Noticias 2007

AP. No permitamos que la realidad estropee una bonita fotografí­a

Enviado por en 22 marzo, 2007 – 1:00 AMSin comentarios

ATENCION PRIMARIA.

No permitamos que la realidad estropee una bonita fotografía

Se han publicado recientemente en la prensa   los resultados (parciales) de un exhaustivo estudio sobre plazas de Atención Primaria en Osakidetza, realizado por el Sindicato Médico de Euskadi.

Este estudio ha cribado todos y cada uno de los 155 Centros de Salud y Consultorios de nuestra red sanitaria (con datos de 2006) para hacer una aproximación a las cargas laborales existentes en la actualidad y calcular los efectivos necesarios para aproximarnos a los estándares recomendables.

Las conclusiones son demoledoras, y apuntan a que la plantilla médica de AP está muy infradotada y debería crecer un 25% para, simplemente, paliar la situación actual; y precisa remontar hasta un 50% para acercarse a objetivos de idoneidad. La plantilla de Pediatría debería aumentar en torno al 30% para garantizar cupos medios de 700 niños por pediatra.

Simultáneamente, se han conocido los datos de un trabajo de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, que muestran que los médicos vascos, somos los que más TIS soportamos (1864/médico) contra una media española muy inferior (1484/médico). La media para Pediatría es igualmente alta, por encima de lo recomendable (1083 niños/pediatra) si bien, más en línea con la media española (1030 niños/pediatra).

Esta realidad se intuía, se sabía. La percepción de los médicos de AP no dejaba lugar a dudas: año tras año, la carga de trabajo es mayor. Los estudios han venido a poner números y magnitud a lo ya conocido; una magnitud, por cierto, considerablemente mayor de la que nos podíamos imaginar.

Frente a la dura realidad, como siempre, Osakidetza-SVS tira balones fuera. Ha tenido que convocar una rueda de prensa (la situación se le escapaba de las manos) mintiendo si es preciso, forzando los datos y falseándolos cuando conviene. Ahora resulta –Osakidetza dixit- que los datos del estudio canario son “anticuados”. La verdad es que son del 2004 y que las cosas no han cambiado gran cosa desde entonces, como no sea a peor; pero tachándolo de “anticuado” se desprestigia el estudio.

Otro botón para muestra: En Osakidetza existen, 1.022 plazas estructurales de Médico General de AP; son sus propios datos. Sin embargo, en una intervención radiofónica, la Directora General afirma sin pestañear que “se pagan 1174 nóminas de médico de AP”  y ridiculiza de la cifra de 1022 plazas. La audiencia está confusa, es lo que interesa. Los que estamos dentro de la red sanitaria, sabemos que una plaza puede soportar dos salarios; el del titular, ausente por la razón que sea, y el del sustituto; pero también sabemos que no hay dos plazas sino una sóla. ¡¡ Así escriben la Historia los directivos de Osakidetza!

También dice nuestro Servicio de Salud que “las sociedades científicas dicen que lo correcto son 1800 personas por médico, y que ya estamos en estas cifras”. No menciona qué sociedad lo dice, ni donde y cuándo lo ha dicho; ¿será la SEMFyC?, ¿quizás lo afirman la SEMERGEN o la SEMG?, a los médicos de AP nos gustaría conocer sus opiniones al respecto, y si tienen que desmentir a Osakidetza, que lo hagan.

Para qué hablar de cargas diferenciadas de trabajo. Osakidetza extiende un velo de silencio sobre el envejecimiento de la población, sobre la creciente población asilada, fuertemente minusválida física y mental……… etc. Sobre un montón de cosas que justifican el decalaje entre los recursos y las necesidades en AP.  Tienen la desfachatez de encargar la asistencia integral de  Residencias de Ancianos completas a un solo médico (preferentemente interino para que trague con facilidad) y pagarle las TIS como si de una población normal se tratara, aunque todos sabemos que proporcionan diez veces más carga de trabajo.

Llevan años trabajando –dicen- en desarrollar las mediciones de carga laboral por CRCG. Llevan años y llevarán muchos más, porque si la base del trabajo son los datos de Osabide……….. Mientras tanto, los médicos de AP nos jubilaremos esperando. Utilizan los datos de Osabide como si fueran de fuente bíblica, cuando todos sabemos

El equipo directivo de Osakidetza está paralizado, en particular sus responsables de Atención Primaria que son inoperantes. Los médicos de AP no hemos estado nunca tan hartos y cabreados como ahora. Las consecuencias se van viendo poco a poco, pero los directivos hacen como que no ven. Mal camino.