Inicio » Noticias 2008

El conflicto sanitario: médicos buenos y médicos malos

Enviado por en 9 febrero, 2008 – 8:28 AMSin comentarios

En el actual conflicto sanitario, algunas voces interesadas han dividido a los médicos en dos grupos, más bien en dos caricaturas: por una parte el gran conjunto de los “malos” (la gran mayoría) los que no se sienten implicados en dicho conflicto ni representados por los sindicatos que lo están sosteniendo; por otra, el grupo (minoritario) de los “buenos”. Naturalmente, las mismas fuentes catalogan a unos de egoístas, peseteros, insolidarios, carentes de toda ética que no sea el dinero, torvos enemigos de la Sanidad Pública y acérrimos partidarios de su desmoronamiento…….. los otros, los buenos, son compañeros ejemplares, sacrificados, desprendidos, solidarios……….. Caín y Abel. No hemos visto solidaridad para mejorar las horas de guardia malpagadas durante años. Horas de guardia que son en su mayoría nocturnas y festivas y que no dan derecho a cobrar nocturnidad, festividad y turnicidad, complementos éstos que sí perciben otros sanitarios nocturnos. Las horas nocturnas y festivas se pagan con un plus extra excepto (¡qué casualidad!) las que hacemos mayoritariamente los médicos.

Nos tachan de insolidarios por acabar con la exclusividad y atenernos por fin (tras años de espera) al principio de “igual trabajo, igual salario”. Aún tenemos que oír que se trata de un atropello al bien común…… ¡el mundo al revés.!

Hemos pactado que los médicos de familia tengan un máximo de 1500 adultos y que los pediatras no pasen de 800 niños …….. ¿a quién le parece mal? ….. pues algunos no se recatan de ver en ello un privilegio intolerable

Hemos acordado que, siendo escasas o nulas las posibilidades de contratar sustitutos (por falta de candidatos), los médicos del centro de salud cobren por hacer el trabajo del vecino (que no tienen otro remedio que aceptar) cuando falta y no se le puede sustituir. No se olvide que los médicos de familia, a diferencia de los demás trabajadores del centro de salud, tienen un cupo de población propio del que se deriva su trabajo y sus obligaciones.
Que algún sindicato esté calificando este hecho de “privatización de la AP” es poco menos que delirante.

Todo esto se hace contratando facultativos (de AP, de Hospitales, de Salud Mental). Más de 400 en nuestro acuerdo. ¿Otra privatización? Y además, más médicos significará, indudablemente, más personal de otros estamentos.
Se han firmado anteriores Acuerdos de Condiciones de Trabajo, en el año 2000 (apoyados por LAB, CCOO, UGT y ELA) y en el 2005 (apoyo de LAB, UGT y CCOO). Todo lo anterior se conocía, esperaba su turno, pero los sindicatos firmantes de entonces no quisieron verlo.