Inicio » Noticias 2008

El apoyo al médico en consulta: una necesidad que se demora

Enviado por en 8 octubre, 2008 – 8:08 PMSin comentarios

Se refiere esta necesidad, fundamentalmente, a la consulta del Médico de Familia, y no porque los demás especialistas puedan prescindir de ella, sino porque, felizmente para ellos, están fuera de este problema, ya que nunca perdieron el apoyo que los médicos de AP estamos reclamando. La historia es de todos conocida: en un pasado no tan lejano, era el estamento de enfermería quien proporcionaba la ayuda y el apoyo en las consultas del médico de familia y del pediatra de AP. En pocos años esta situación dio un vuelco radical; la enfermería salió de su anterior ubicación y pasó a desempeñar un trabajo independiente en los Centros de Salud. No entramos en las razones y los fundamentos de esta evolución; algunas fueron muy discutibles y discutidas; muchos médicos de familia, en su momento, compartimos algunas de ellas y estuvimos en desacuerdo con otras muchas.

Las consecuencias se hicieron evidentes en poco tiempo: los médicos de AP hubimos de cubrir en la consulta todas aquellas funciones y actividades que venía desempeñando la enfermería y que quedaron “vacantes”, incluyendo, por supuesto, aquellas tareas auxiliares que –se dijo entonces- no eran “propias de enfermería”, pero que, sin embargo, los hábiles planificadores de aquel momento no tuvieron empacho en adjudicar al médico de AP. Las protestas fueron sistemáticamente desoídas y nuestras quejas calificadas de “prejuicios elitistas”. Eran tiempos en los que “sobraban” médicos y nuestra profesión no pasaba por sus mejores momentos en lo que a estima social y consideración laboral se refiere.

Pero no se trata de analizar el pasado, aunque es bueno conocerlo para no repetir errores, sino de pensar el futuro. La historia es cíclica, pero nunca vuelve al mismo sitio de donde salió. La Enfermería ha encontrado su hueco de trabajo fuera de las consultas médicas y, probablemente, es ahí donde debe estar y seguir labrando su papel en la asistencia sanitaria primaria. Pero ello debe y tiene que ser perfectamente compatible con que los médicos de familia y pediatras de AP dispongamos en la consulta de una figura profesional de apoyo; alguien que nos ayude en el manejo físico del paciente, alguien que nos ahorre el tiempo, muy considerable, que invertimos en labores que no por humildes dejan de ser imprescindibles. Y no se piense que esta “ayuda en consulta” que demandamos los médicos de AP, tiene que ver con tics elitistas; es un asunto de pura y dura racionalidad y sentido común……… existiendo desde hace años la figura de auxiliar de enfermería ¿se puede negar la pertinencia de que exista la de auxiliar de consulta médica?