Inicio » Noticias 2008

Retraso en el pago complementos salariales

Enviado por en 23 noviembre, 2008 – 10:04 PMSin comentarios

Está habiendo retrasos en el pago de algunas retribuciones. Los hay de muy variados tipos y cantidades. Algunos de ellos se pueden explicar y hasta comprender haciendo un esfuerzo; otros, no tienen tan clara explicación; por último, existe algún caso que más bien parece una tomadura de pelo.

Se ha retrasado el comienzo de la Tercera Convocatoria de Carrera Profesional y, por lo tanto, el abono de los niveles III y IV. Una de las razones de mayor peso a la hora de explicar este retraso, reside en la intensa conflictividad laboral de todo el 2007 y parte del 2008. Con el cronograma existente, parece seguro que en la nómina de Enero se regularizará la situación y pagarán los atrasos correspondientes.

Hay retrasos y disfunciones en el pago de ampli-agendas y ampli-horarios en Atención Primaria, si bien estas disfunciones son bastante irregulares, con situaciones claramente diferentes entre unas u otras Comarcas de AP. No se trata de un transtorno estructural y sistemático sino de problemas de organización interna de los servicios de nóminas, que en algunos casos no se resuelven con la eficacia necesaria.

Se está demorando –demasiado- la aplicación de los nuevos precios (315 y 420 euros respectivamente) a los módulos de trabajo en sábado-mañana y festivo-mañana en los hospitales. Hemos pedido explicaciones a Osakidetza (en repetidas ocasiones) y nos reiteran la misma razón de “problemas informáticos”. Aclaran que estos problemas no son una simple coyuntura sino que se trata de un cambio integral del sistema informático de la empresa, con una migración masiva de datos de uno a otro sistema. Esta migración se hará la primera semana de Diciembre y, según nos aseguran, no pueden introducir cambios en la estructura de las nóminas hasta que la migración se haya realizado. Esperan ponerse al día en la nómina de Diciembre. Esta situación no agrada a nadie, por lo que hemos transmitido a Osakidetza, repetidamente, el malestar existente. En cualquier caso, los compromisos económicos alcanzados son firmes y constan por escrito, por lo que, sin ninguna duda, se van a cumplir.

Lo que no tiene excusa de ninguna clase es la incalificable demora en pagar las prolongaciones de jornada que acordó la gerencia del Hospital Donostia con sus servicios Médicos . Estas prolongaciones de jornada tuvieron una efímera existencia, pero las deudas contraídas con los médicos están demostrando una envidiable vitalidad pues se resisten a desaparecer, con una tenacidad digna de mejor causa. Todo fueron promesas a la hora de negociar el trabajo a realizar y ahora habrá que mandarles el Cobrador del Frac para que paguen la deuda económica adquirida. Se terminará por cobrar lo adeudado, no cabe duda duda, pero –con seguridad- la credibilidad de Osakidetza y sus dirigentes en ese hospital va a quedar maltrecha.