Inicio » Sala de Prensa

Jornada Europea de protesta médica

Enviado por en 11 diciembre, 2008 – 7:00 PMSin comentarios

El Sindicato Médico se suma a la movilización del 15 de diciembre para denunciar el cambio de la Directiva de Tiempos de Trabajo

El SME-Sindicato Médico de Euskadi se suma a la convocatoria de la Jornada de Protesta realizada por las principales organizaciones médicas de la Unión Europea, para denunciar la intención del Parlamento de Estrasburgo de aprobar la nueva Directiva Comunitaria sobre la jornada laboral. Una Directiva que supondrá un grave deterioro de las condiciones laborales del colectivo médico y de la atención al paciente.
Para ello, anima a todos los médicos, MIRes y estudiantes de Medicina a secundar el paro de 15 minutos convocado en todos los centros de trabajo para el próximo 15 de diciembre.
 

Médicos de toda la UE
El lunes 15 de Diciembre, médicos de toda la Unión Europea se manifestarán ante la sede del Parlamento Europeo en Estrasburgo. Esta manifestación constituye el eje central de una jornada de protesta médica, convocada en todos los estados miembros de la UE.
La protesta viene motivada por los cambios previstos en la Directiva Europea de Tiempos de Trabajo que se votarán en dicho Parlamento dos días más tarde, el miércoles 17 de Diciembre, y expresa el rechazo generalizado de la profesión médica ante unas modificaciones que incidirán negativamente, tanto en las condiciones generales de trabajo, como en el resultado final del servicio sanitario que los médicos debemos prestar a la población.

La Jornada ha sido convocada por las principales organizaciones médicas europeas:
• Federación Europea de Médicos Asalariados (FEMS)
• European Union of General Practitioners (UEMO)
• European Association of Senyor Hospital Physicians (AEMH)
• Comité Permanente de Médicos Europeos (CPME).
 La convocatoria también está suscrita por los médicos en formación, los MIR reunidos en la “Permanent Working Group of European Junior Doctors” (PWG), y por los estudiantes de medicina agrupados en la “European Medical Students Association” (EMSA)

En España, la protesta está acordada y convocada por el Foro de la Profesión Médica que agrupa Colegios Profesionales, Sociedades Científicas, Sindicatos Profesionales Médicos, Facultades de Medicina y Asociaciones de Estudiantes de Medicina.

El Sindicato Médico de Euskadi anima e invita a todos los médicos de plantilla, a los MIR y los estudiantes de medicina a secundar esta jornada de protesta uniéndose al paro de 15 minutos el lunes día 15 de Diciembre a las 10:00 horas, convocado por el conjunto de las organizaciones médicas.

¿Por qué esta protesta?
En 1993 se publica la primera Directiva Comunitaria (Directiva 93/104/CE) que regula en toda la UE, diversos aspectos en relación con las condiciones de trabajo y su repercusión en la salud de los trabajadores. Esta regulación supone un hito laboral de extraordinaria importancia: Define conceptos (trabajo nocturno, trabajo a tiempo parcial, tiempo de trabajo, tiempo de descanso… etc); establece limitaciones al tiempo máximo de trabajo (48 horas/semana); impone descansos obligatorios, tanto diarios (11 horas seguidas cada 24 horas) como semanales (35 horas seguidas/semana); fija un mínimo de 4 semanas de vacaciones….. por mencionar algunos de los aspectos más significativos.
En otro sentido –y no de menor importancia- hay que destacar que la Directiva es de obligado cumplimiento para todos los países miembros, y si, tras un periodo de adaptación, las legislaciones nacionales no se acomodan a la misma, la Directiva se convierte en una norma de aplicación directa en estos países “remolones” pudiendo invocarse ante sus tribunales de justicia como si se tratase de legislación propia.

Sucesivas modificaciones precisan diversos aspectos, de especial importancia para los médicos: Así, se amplía el límite de 48 horas a los Médicos en Formación (Directiva 2000/34/CE), y se define el tiempo de guardia como tiempo de trabajo efectivo (Sentencia SIMAP de 3 de Octubre de 2000) y Sentencia Jeäger de 9 de Septiembre de 2003). Todas estas modificaciones quedan plasmadas, finalmente, en la Directiva 2003/88/CE. Esta directiva es la que ahora pretende modificar el Parlamento de Estrasburgo, votando una propuesta de la Comisión Europea que la desvirtúa en sus aspectos más sustanciales, como se podrá ver a continuación.

Aspectos que se pretenden modificar

  1. LA CLAUSULA DEL “OPT-OUT”: DE 48 A 65 HORAS SEMANALES.

    La legislación, tal como está actualmente, limita a 48 horas semanales el máximo de tiempo de trabajo exigible a cualquier trabajador.

    La reforma propuesta quiere introducir la posibilidad de renunciar voluntariamente (opt-out) a ese límite y extenderlo hasta las 65 horas en el caso de los médicos y 60 horas en el conjunto de los trabajadores. Si prospera la modificación prevista, desaparecerá el carácter obligatorio e infranqueable de las 48 horas, que estaba destinado a proteger al trabajador de las presiones destinadas a que renuncie “voluntariamente” a este límite máximo.

  2. GUARDIA INACTIVA: TRABAJANDO SIN TRABAJAR

    Actualmente, la directiva no distingue más que “tiempo de trabajo” y “tiempo de descanso”, y define el tiempo de trabajo como “tiempo en el que se permanece en el centro de trabajo a disposición del empleador”

    Con esta definición, el tiempo de guardia es tiempo de trabajo en el pleno sentido de la palabra.

    La reforma prevista divide el tiempo de guardia en “tiempo activo” durante el cual, el médico está trabajando, y “tiempo inactivo”, durante el cual, el médico –se dice- no trabaja. Esta división, no hace sino usar trucos semánticos para inventar un tercer tiempo, que no es ni trabajo ni descanso, que –y esto es lo que realmente se busca- no computaría para límites máximos y se pagaría mucho menos. ¿Cómo justificar, sin este subterfugio que es posible afirmar que un médico no trabaja pero, al mismo tiempo, tampoco es dueño de su tiempo?

  3. SUPRESION DEL DESCANSO COMPENSATORIO INMEDIATO: HASTA QUE EL CUERPO AGUANTE

    Cuando se realizan 24 horas in interrumpidas de trabajo, la directiva actual prevé un descanso compensatorio  de, por lo menos, 11 horas. Este descanso debe concederse de forma inmediata.

    Es evidente la intención de la directiva que, exigiendo la inmediatez del descanso obligatorio, busca proteger la salud de los trabajadores, y en el caso de las guardias médicas y otras profesiones, garantizar la seguridad del público impidiendo que sigan trabajando, contra su voluntad, unos profesionales excesivamente fatigados.

    La reforma prevista acabaría con la inmediatez obligatoria del descanso, que podrían ser sustituídos por “descansos alternativos” en un “periodo razonable”. No hay, sin embargo, ninguna definición de esta “razonabilidad”, por lo que su plasmación práctica, quedaría en manos del empleador.