Inicio » Noticias 2010

Malestar en Atención Primaria

Enviado por en 18 enero, 2010 – 9:51 AMSin comentarios

El 11 de Enero se ha sacado a concurso  la adjudicación de 156 plazas vacantes y reservadas de Medicina de Familia. La relación de plazas ofrecidas en el concurso ha hecho aflorar numerosas situaciones irregulares en las que no hay correspondencia entre la cobertura “de facto” de una plaza, y el tipo de nombramiento del médico implicado. Así, nos estamos encontrando con numerosas puestos, vacantes y reservados, que fueron cubiertos en su momento mediante nombramientos eventuales, en lugar de asignárseles el reglamentario interino o sustituto. En consecuencia, muchos médicos han creído  ser interinos, puesto que durante todo el tiempo, su trabajo real ha consistido en la cobertura integral de una plaza, y se han encontrado, con toda razón, confusos, desorientados y enfadados cuando han visto que las plazas que creían poseer en interinidad  salían a esta oferta. Una fuente añadida de malestar. Se suma a otras. Está pendiente de completarse el primer Concurso de Traslados, parcialmente paralizado en octubre por una amenaza de pandemia gripal que hace ya muchas semanas se ha desvanecido; es poco comprensible que esta situación no se solucione con más celeridad, y nos ahorremos un malestar gratuito. La reforma de los sábados lleva más de un año coleando, sin plasmarse definitivamente, y sin que los médicos sepamos con claridad a qué atenernos. La gestión de sustituciones en los centros de salud es (como poco)  irregular, y, si se atiende a lo que piensan muchos médicos de primaria, absolutamente arbitraria. Nadie informa de lo que se está haciendo para paliar en lo posible la aguda escasez de Pediatras. Los PACs llevan años esperando su turno, pendientes de remodelaciones siempre anunciadas y nunca realizadas. A todo esto súmense los resultados de la Carrera Profesional, en la que la Atención Primaria ha resultado particularmente maltratada.

Observamos, por otra parte, la paradoja de que, siendo mejores las condiciones retributivas, habiéndose disminuido las dimensiones de los cupos y resultando mejorado, al mismo tiempo, la situación laboral y retributiva del médico eventual, se detecta, un malestar creciente en Atención Primaria. Ya  vemos algunas razones que explican esta paradoja; seguro que hay más. La Atención Primaria necesita ordenación e información.

Es de justicia reconocer que parte del “desorden” en Atención Primaria, se debe a la puesta en marcha de gran número de  plazas nuevas, a la organización simultánea de una OPE y dos Concursos de Traslados encadenados, y a la escasez de facultativos; pero todo esto no exime de dedicar los esfuerzos necesarios para evitar esta deriva; bien está idear y planificar reformas estructurales y cambios de rumbo, pero sin desatender el día a día, no vaya a caerse el edificio por falta de mantenimiento.