Inicio » Sala de Prensa

Ante la improvisación y descoordinación de Osakidetza

Enviado por en 19 mayo, 2010 – 5:50 PMSin comentarios

EL SME exige la paralización de las medidas para la reorganización de la asistencia sanitaria en Atención Primaria y su negociación

Ante el anuncio de Osakidetza del inminente comienzo de la reorganización de la asistencia sanitaria que se presta a través del cierre de ambulatorios los fines de semana y los festivos en la Atención Primaria, el Sindicato Médico de Euskadi-SME quiere manifestar:

  1. Que se trata de una medida de despacho, improvisada, absolutamente descoordinada, que lo único que trata es de parchear para que cuadren los horarios y que denota la existencia de una gestión hecha por pequeños reinos de Taifas.
  2. Es una medida, como tal, alejada de todas las conversaciones que el Sindicato Médico ha venido manteniendo tanto con los anteriores como con los actuales responsables de Osakidetza.
  3. La verdadera reorganización de la atención a las urgencias extrahospitalarias debe tener como objetivo, no sólo la atención a la actual demanda, sino también la descongestión de los cada vez más saturados servicios de urgencias hospitalarias.
  4. Esto requiere un análisis sereno y en profundidad de la demanda actual y de las previsiones de futuro, con el fin de lograr el correcto dimensionamiento del número de centros y de personal, así como la formación de estos últimos, los medios de los que se les va a dotar, sus horarios de funcionamiento y los incentivos a establecer para hacer atractivas estas plazas en unos momentos en que faltan profesionales.
  5. La propuesta que pretende implantar Osakidetza se halla lejos de estos objetivos, corre un serio riesgo de empeorar en vez de mejorar la asistencia y de tener una repercusión negativa en las urgencias hospitalarias.
  6. Esta medida ha sido adoptada de manera unilateral por una Consejería que aboga por el Buen Gobierno y la Transparencia y que dice contar con sus profesionales, que son su principal capital, y no ha contado ni con éstos ni con sus legítimos representantes, con el consiguiente descontento, malestar y rechazo de todos los implicados.
  7. El SME entiende que la sanidad no se gestiona pensando en los titulares que se pretende  conseguir en los medios de comunicación, sino a través de una planificación que se materialice en el día a día; por ello exige la paralización de estas medidas y expresa su disposición a seguir sentándose en la mesa de negociación para, a través de un análisis conjunto y, sin encorsetamientos de fechas, intentar llegar a las mejores soluciones.