Inicio » Noticias 2011

SME-FFHE: Indignados no, lo siguiente

Enviado por en 20 julio, 2011 – 4:56 PMSin comentarios

Creíamos que se nos habían acabado los adjetivos para calificar a la actual dirección de Osakidetza. Dudábamos entre torpeza, inoperancia o simplemente maquiavelismo puro y duro. Pero la realidad es mucho más dura: Los tres adjetivos a la vez, lo cual provoca que no sólo estemos indignados, sino lo siguiente.

Nos explicamos:

Son TORPES, pues no han sabido utilizar los mecanismos que proporciona el sistema ni los puentes de interlocución de que disponían al entrar en la consejería.

Son INOPERANTES pues están moviéndose continuamente en círculos de forma que parece que se mueven, pero no sólo no avanzan sino que retroceden (cierre de centros y de servicios, bajada de puestos en el ranking de servicios de salud nacionales, oscurantismo en la contratación,…)

Son MAQUIAVÉLICOS pues nos han bajado el sueldo, se lo han subido ellos, imponen (decretos de movilidad, contratación, OPE,…), manipulan y engañan para tapar sus vergüenzas.

Estas actitudes se han ido asentando durante los dos últimos años, pero donde se han sentido con más intensidad ha sido en el conflicto abierto más largo de la historia de Osakidetza, el conflicto de los PAC. Durante más de un año, los trabajadores de los PAC organizados y movilizados como nunca antes lo habían hecho los trabajadores de Osakidetza y apoyados por los sindicatos, han conseguido mantener en jaque durante todo este tiempo a la Dirección, y si el conflicto ha durado tanto ha sido debido a las manipulaciones, engaños y dilaciones artificiales de las que Osakidetza ha hecho gala de profesionalidad.

Todo ello el SME-FFHE lo hemos visto en toda su dimensión desde el 21 de junio al 12 de julio 2011. En los días previos se fueron acercando posturas, lo cual da como resultado el documento «definitivo» que Osakidetza envía el pasado 21 de junio, abierto a las últimas alegaciones. Ante los cambios significativos respecto de acuerdos previos y la confusa redacción de algunos puntos, se le hacen llegar a Mendoza ocho alegaciones. El 24 de junio se realiza la asamblea de trabajadores y sindicatos comunicándose a ésta que en conversaciones con el director de RR.HH., éste se había comprometido a aceptar una media de 4 de cada 5 alegaciones, finalmente desde la asamblea salen cuatro alegaciones más. Con ésta información y condiciones se aprueba la propuesta por parte de la asamblea con posiciones dispares por parte de los sindicatos. El día 4 de julio llega el último documento para firmar en mesa sectorial el 12 de julio.

Este documento contiene variaciones escandalosas sobre lo acordado y votado en la asamblea anterior, a saber: se admiten sólo 2 alegaciones de las 12 presentadas (es decir, admiten 1 de cada 6), una de ellas se refiere a lo acordado en reuniones previas que cambiaron en el documento del 21 de junio y la otra era un error de transcripción. La redacción del texto sigue siendo tan confusa que da pie a que las posibles mejoras parciales puedan quedar en agua de borrajas para la mayoría de los trabajadores. Además de ello, el pacto incluía un estudio sobre la globalidad del PAC en el que participarían Osakidetza, representantes de los trabajadores y sindicatos, pues bien, en el último documento desaparecen la participación de los trabajadores y sólo tendrán acceso a la participación en el mismo Osakidetza y los sindicatos firmantes de la globalidad de la propuesta. Para rematar la faena, en última instancia, Osakidetza añade a la convocatoria de la mesa sectorial un documento para firmar sobre la extensión de parte de la propuesta de los PAC a los facultativos de urgencias hospitalarias y personal de emergencias extrahospitalarias, con tintes de discriminación e ilegalidad y sin ningún tipo de negociación previa.

Todo ello se refleja en el documento de indignación y resignación que hacen publico los trabajadores del PAC. El día 12 de julio se escenifica en la Mesa Sectorial la negativa de todos los sindicatos, salvo UGT, en firmar los documentos presentados por Osakidetza y la defensa de lo indefendible por parte de UGT y la Dirección.

Ante tanto despropósito durante estos 2 años, la falta de negociación, la imposición, la torpeza, la inoperancia y el maquiavelismo de la Administración junto con una ausencia total de intenciones para el inicio de unas negociaciones serias para la elaboración de un nuevo acuerdo de condiciones de trabajo en Osakidetza, el SME-FFHE junto con SATSE y CC.OO. hemos amenazado con no participar en este tipo de pantomimas y no volver a sentarnos en la Mesa Sectorial salvo que haya verdaderas intenciones de negociar y solucionar problemas.

A fecha de hoy Osakidetza ya está vendiendo su triunfo. Habrá que darle la enhorabuena, pues, superándose así mismos, han conseguido 500 trabajadores más que están lo siguiente de indignados, a los que se les sumarán los que se sientan discriminados respecto a las migajas que han puesto encima de la mesa.

TRABAJADOR CABREADO = TRABAJADOR DESMOTIVADO

Te recomendamos la lectura del artículo publicado sobre este conflicto por los compañeros de la FFHE:

http://hospitales.wordpress.com/2011/07/14/de-como-osakideo-folgo-con-ugetonia/