Inicio » MIR

¿Qué pasa con los MIR? Exigimos el reconocimiento que se merecen en esta lucha contra el COVID

Enviado por en 11 abril, 2020 – 6:40 AMSin comentarios
El pasado miércoles, 8 de abril, el BOPV publicaba la orden de la Consejera de Salud, por la que se adoptan medidas en aplicación de la Orden SND/232/2020 en materia de recursos humanos y medios para la gestión de la situación de la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19.
Habla de cómo se tienen que reincorporar los jubilados, liberados sindicales, de los estudiantes de medicina… Curiosamente no se dice nada de los MIR que están a un mes de terminar su formación.
A lo largo de los años que dura la formación MIR, los residentes van adquiriendo progresivamente competencias y responsabilidades. El último año “vuelan” libres, es decir, trabajan prácticamente solos con la supervisión puntual de sus tutores.

La carga de trabajo en esta pandemia COVID ha sido tal, que muchos de los MIR llevan desde el inicio de esta crisis, trabajando codo con codo con sus adjuntos, realizando exactamente la misma labor asistencial que éstos.
En ocasiones, incluso, los propios residentes se encargan de atender a los pacientes sospechosos de COVID-19 o confirmados, ya que, por norma general, los MIR son personal joven sin patología de base o co-morbilidad a diferencia de algunos de sus adjuntos. Prueba de ello es que muchos de los médicos en aislamiento por contacto o Covid (+) son personal en formación (35 MIR de los primeros años y 21 MIR de 4º año).
Con el fin de solventar la falta de personal sanitario en general, y médico en particular, desde el Ministerio de Sanidad se ha propuesto hacer una prórroga de contrato a los MIR que en breve finalizan su formación, algo que es intolerable… Parece que temen una “fuga de médicos” o simplemente quieren “ahorrarse unos euros” a costa de estos jóvenes profesionales.
Nuestros médicos residentes están dando un ejemplo constante de implicación con el sistema sanitario, profesionalidad y vocación a raudales. ¿Cómo es posible que desde el Gobierno Central se les trate como si fuesen “mano de obra barata”?