Inicio » Opinión, principal

Cuidado: si has utilizado mascarillas FFP2, N95

Enviado por en 19 abril, 2020 – 8:45 AMSin comentarios
El Ministerio de Sanidad y Osakidetza las han retirado y los afectados se han enterado por la prensa. Las autoridades deben dejar de jugar con nuestra seguridad 

Como sabes, el Ministerio de Sanidad ha ordenado la retirada de un lote de mascarillas que repartió a las comunidades autónomas (entre ellas Euskadi) tras comprobar que no cumplen con la normativa europea. Al parecer, este tipo de mascarilla FFP2 tiene una capacidad de filtrado de alrededor de 3 minutos, por lo que ponen en un serio riesgo a quienes las utilizan.

Tenemos constancia de que las mascarillas han sido distribuidas en algunas OSIs y en servicios especialmente expuestos a pacientes con COVID (Neumología, UCIs,…). A este despropósito se une el saber que las personas afectadas se han enterado por la prensa y no por Osakidetza. La primera “noticia oficial” que han tenido ha sido una llamada a algunos, no a todos, los afectados para citarlos en sus respectivos centros de trabajo para realizar las pruebas y comprobar si se han contagiado de Covid.

Un fallo más en esta larga cadena de errores que desde el Ministerio de Sanidad y Osakidetza no hacen más que poner en riesgo constante la seguridad de los trabajadores sanitarios: Cambio continuo de protocolos en función del material y personal disponible, falta de EPIs y mascarillas, reincorporación precipitada de los profesionales Covid (+) a su puesto de trabajo sin garantías de que no eran infecto-contagiosos para pacientes y resto de compañeros… Y suma y sigue…

Es hora de que quienes nos dirigen, (da igual si es el Ministerio, la Dirección de Osakidetza, el Departamento de Salud o quién…), asuman, de una vez, que los que pagan sus errores somos los profesionales sanitarios, que están poniendo en riesgo nuestras vidas y que deben dejar de jugar con nuestra salud y seguridad.

Si has trabajado con estas mascarillas y todavía no te han llamado, ponte en contacto con tus responsables de Salud Laboral y ponlo en su conocimiento. Asegúrate de que registran tu petición y pide que te hagan las pruebas pertinentes para garantizar que no te has contagiado.

En caso de duda, ponte en contacto con el SME.