Inicio » Noticias 2021, Opinión, principal

28 de abril, Día Mundial de la Seguridad y la Salud Laboral: HAGAMOS BALANCE

Enviado por en 27 abril, 2021 – 11:15 AMSin comentarios

IRAKURRI EUSKARAZ

El 28 de abril celebramos el Día Mundial de la Seguridad y la Salud Laboral. Seguimos inmersos en plena pandemia, así que es el momento perfecto para echar la vista atrás y hacer balance.

Recordemos…

Día Mundial Seguridad Salud Laboral 2021Apenas una semana antes de implantar el primer estado de alarma, limitaban el uso que hacíamos de las mascarillas quirúrgicas: alarmábamos a la población, decían. Después, difundían la idea de que la falta de EPIs no era para tanto y las bolsas de basura se convirtieron en un símbolo de nuestra protección. Desde luego, algo no estaba funcionando bien.

También tuvimos que mendigar que nos hiciesen pruebas diagnósticas cuando los sanitarios teníamos síntomas sospechosos de Covid. Lo conseguimos. Aunque, después, comenzaron a enviarnos a trabajar con una PCR previamente positiva sin comprobar si se había negativizado. Finalmente, logramos convencerles de que, por nuestra salud y la de nuestros pacientes, eso no podía ser.

A pesar de que nuestra curva de contagio estaba muy por encima de la curva social de la comunidad, no fue hasta septiembre del 2020 cuando logramos que la Covid-19 se considerara Accidente Laboral en los sanitarios. Y, hasta febrero de 2021, no conseguimos equipararla, a efectos de prestaciones, como Enfermedad Profesional.

Ese mismo mes, febrero de 2021 (había pasado todo un año desde el inicio de la pandemia), todos los trabajadores en contacto con pacientes por fin logramos empezar a utilizar las mascarillas FFP2 de modo libre.

Eso sí, es a nosotros a quienes se nos ha acusado de irresponsables. Y, mientras tanto, a fecha de 15 de abril de 2021, hemos enfermado ya 4.721 sanitarios en Osakidetza, de los cuales 1.276 somos médicos.

Sanitarios desprotegidos

Esta falta de protección no solo la hemos denunciado nosotros. Inspección de Trabajo y varias sentencias judiciales han confirmado que no se nos ha protegido como debería haberse hecho. La consecuencia es que, durante todo este tiempo, se ha resentido nuestra “Seguridad y Salud Laboral”.

Y esto no ha terminado. Quedan pendientes:

  • Circuitos Covid verdaderamente independientes.
  • Ventilaciones naturales adecuadas en todos los centros.
  • Medidores de CO2.
  • Adecuaciones arquitectónicas.
  • Etc.

Y también:

  • Control de cargas de trabajo:
    • En Atención Primaria: ratios medico/paciente y número máximo de consultas diario.
    • En Atención Hospitalaria: adecuada dotación de plantillas hospitalarias.
  • Seguridad en los centros.
  • Etc.

Quedan muchos temas que debatir, problemas endémicos que están mellando desde hace muchos años la “Salud y Seguridad Laboral” de los médicos y médicas que están haciendo frente a la pandemia tanto en Osakidetza como en el resto de entidades públicas y privadas.

Queda un largo camino por recorrer. Por eso, desde el SME seguiremos trabajando todos los días por una Salud y Seguridad Laboral efectiva para todo el colectivo.